Motivos para bucear

El buceo no solo resulta ser una actividad recreativa apasionante, sino que también posee una gran cantidad de beneficios físicos y mentales

Imagen

Respirar bajo el agua y descubrir los tesoros que esconde la profundidad submarinapueden ser dos razones insuperables para pasar unas magníficas vacaciones, aunque conocer los beneficios de este deporte -que puede practicarse incluso en una pileta de natación- agrega aún más motivos para ponerlo en práctica.
 

.

– Es ideal para combatir el estrés

Si tomamos como principal fuente de meditación la concentración durante respiración, el buceo es una actividad excelente para relajar los sentidos y superar ansiedades. Debajo del agua, la persona entra en contacto directo con el medio y se aísla de las distracciones, al punto tal de escuchar sólo el sonido de su propia respiración. Controlarla, tomar conciencia de ella, escucharla a través del respirador y verla plasmada en las burbujas que emergen a la superficie, son los principales beneficios para disminuir el estrés. En muchos casos, quienes aprenden a bucear llegan por recomendación de un profesional de la salud, y aunque en un principio tal vez no se atreven a realizar inmersiones, pueden comenzar con ejercicios básicos de respiración hasta animarse a sumergirse. Todos estos ejercicios que componen al buceo llevan a aliviar trastornos de hiperactividad y ansiedad.

 

 
– Beneficioso para la autoestima
 
En el camino a la superación personal el buceo presenta el desafío de cruzar una barrera y superar  un antes y un después en la vida de cada persona. A partir de la primera inmersión en aguas abiertas, se producen cambios en la autoestima y aumenta la confianza. Es por eso que el buceo es considerado un deporte con beneficios emocionales, a lo que se suman las nuevas experiencias y el romper con la rutina diaria.
 
– Explorar el medio ambiente y su riqueza no modificada por el hombre

Ver la otra mitad del mundo es una ventaja fuera de lo común, ya que se trata de naturaleza en estado puro y constante movimiento. Además de presenciar flora y fauna de increíble variedad, no existe un punto igual al otro: el buceo hace posible sumergirse mil veces en un mismo lugar y encontrar siempre algo diferente. Este atributo lo hace una excelente opción para relajar la mente y optimizar el enfoque y concentración que empeñamos en cada tarea.

– Es más fácil y seguro de realizar de lo que se cree

Por el contrario a lo que muchas veces se supone, el buceo es un deporte sencillo y seguro. No es necesario saber nadar, ya que basta con no tener miedo al agua. Con las medidas de precaución necesarias y una capacitación adecuada, la actividad se torna muy segura. En las inmersiones iniciales siempre hay un instructor que controla la práctica, para relajarse y disfrutar al máximo. Para realizarlo no es necesario un estilo de natación desarrollado, sólo hace falta flotar y moverse.

– Mejorar la vida social y en las relaciones humanas

El buceo es recomendable para fortalecer vinculos humanos: una de las normas de seguridad de esta actividad es que se realiza siempre de a dos. Por lo tanto, es necesario confiar en el compañero que elegimos, ya que es quien nos va a ayudar con nuestro equipo y quien colaborará en caso de una situación inesperada.  Además, las inmersiones se realizan en grupo tanto en las prácticas como en los viajes y en encuentros organizados con el fin común de bucear y explorar las profundidades acuáticas. Se aconseja realizar esta actividad para reforzar las relaciones interpersonales, generar un mayor grado de compañerismo y aprender a compartir.

– Beneficios emocionales e íntimos

 
Los especialistas recomiendan al buceo como un deporte para practicar en pareja. Así, ambas personas pasan más  tiempo juntas y establecen nuevos lazos de confianza que se desprenden de las preparaciones para cada inmersión, la atención focalizada en el cuidado propio y del compañero. Es una terapia ideal para superar barreras de comunicación ya que se utiliza un lenguaje basado en gestos y, más allá del contacto visual, es muy importante mantener un “diálogo” fluido bajo el agua.
 
 
– Superar los límites

No se necesita ser fuerte ni un gran deportista para practicar buceo. Las personas con distintos grados de discapacidad también pueden acceder al mundo submarino a través del buceo adaptado.

– Ejercicio físico

Al ser un deporte acuático, el buceo es recomendable para fortalecer los músculos ya que el agua ofrece una resistencia natural, por lo cual el cuerpo humano entra en movimiento y se tonifica de manera integral.

 

– Coordinación y habilidades psicomotrices

Bucear es una experiencia que desarrolla la habilidad psicomotriz y la orientación espacial de cada ser humano. Esto se debe a que trabaja ambos hemisferios del cerebro a la parque, al estar constantemente flotando, requiere mantener el equilibrio corporal.

– Es apto para todas las edades

A diferencia de otras disciplinas recomendadas por terapeutas y especialistas de la  salud, el buceo se puede realizar a partir de los 12 años en adelante y sin límites de edad. Lo importante es tener ganas, relajarse y animarse a disfrutar de sus beneficios. Además, es más económico de lo que se estima, ya que una vez realizado el curso, se obtiene la certificación que no vence y no es necesario comprar ningún equipo para practicarlo, ya que se alquilan según los requerimientos de cada lugar.

 
 
Fuente: Soledad Blardone – http://www.infobae.com/comunidad/soledad-blardone
Anuncios